Ya se acerca Navidad

El decimosegundo -y último- mes del año trae consigo una sucesión de fechas y celebraciones que lo convierten en el mes preferido por muchos. Y también, el más odiado por otros.

Con la Navidad a la vuelta de la esquina, el ritual navideño comienza a tomar forma en los hogares. Luces, botas, renos y el tan esperado Árbol de Navidad. Una representación de la esperanza y el amor.

La Navidad es una festividad -religiosa y cultural- que celebra el nacimiento de Jesucristo, según la tradición cristiana. Aunque tiene un significado profundamente religioso para los cristianos, la Navidad también se ha convertido en una celebración cultural ampliamente reconocida y disfrutada en todo el mundo, independientemente de las creencias religiosas.

Algunas de las tradiciones culturales que acompañan esta fecha tan especial son el intercambio de regalos, la decoración alegórica, las luces y las guirnaldas, las reuniones familiares, la música, la llegada de Papá Noel, el Árbol de Navidad, entre otras.

La Navidad es una festividad que tiene múltiples significados, que van desde sus raíces religiosas hasta las expresiones culturales y sociales que la han enriquecido a lo largo del tiempo. Es un momento de celebración, reflexión, conexión con seres queridos y expresión de valores positivos.

Y si hablamos de símbolos, hay uno entre todos que representa el espíritu navideño en plenitud. Sí, ese es, el Árbol de Navidad que se arma cada 8 de diciembre. ¿Saben por qué?

La tradición cristiana afirma que ese día la Virgen María fue concebida sin mancha de pecado original. Es por eso que se conmemora la solemnidad de la Inmaculada Concepción. Esta fecha, con profunda conexión con la tradición cristiana, honra este evento sagrado con el símbolo más icónico de la Navidad, el árbol.

Entonces, ya sabemos por qué se arma el 8 de diciembre, pero surgen algunas dudas: ¿por qué el árbol es una conífera?, ¿por qué tiene nieve?, ¿por qué la decoración navideña es invernal?.

La respuesta es simple: es una tradición importada del hemisferio norte donde, en diciembre, es invierno. Y el árbol, el pino en particular, representa la esperanza y la vida durante los fríos meses invernales. Su forma perenne simboliza la eternidad y las luces que lo decoran representan la luz de Cristo.

Una costumbre familiar

Más allá de las razones de la fecha y las características, es sabido que armar el Árbol de Navidad es un momento de celebración que mantienen muchas familias cristianas. Un momento de unión, de felicidad. Una oportunidad para reflexionar y compartir con la familia.

La Navidad nos recuerda la belleza de dar sin esperar nada a cambio. Es un momento en que la generosidad fluye, ya sea a través de regalos materiales, actos de bondad o simplemente compartiendo tiempo y afecto con aquellos que nos rodean. Esta generosidad enriquece nuestras propias vidas. Además, durantes estos días, se manifiesta la importancia de la familia y las relaciones cercanas. Es un recordatorio de que, en medio de las ocupaciones diarias, debemos tomarnos el tiempo para apreciar y fortalecer los vínculos con nuestros seres queridos. Las reuniones familiares, las risas compartidas y los momentos especiales son tesoros que perduran

Y también trae consigo un aire de esperanza. Es un recordatorio de que, incluso en tiempos difíciles, hay luz al final del túnel. La llegada de un nuevo año y la renovación de la fe nos inspiran a mirar hacia adelante con optimismo, dejando atrás las cargas del pasado. Además, en un mundo a menudo marcado por tensiones y conflictos, la Navidad nos invita a buscar la paz y practicar la solidaridad.

La Navidad suele ser una fiesta ruidosa: nos vendría bien estar un poco en silencio, para oír la voz del Amor 

Papa Francisco

¿TE GUSTÓ ESTE RELATO? SEGUÍ LEYENDO

«Mi proyecto de vida es en el barrio y para el barrio»

Nacido en Ciudadela, barrendero, estudiante de derecho, generador de contenidos, Saúl Nieva trabaja para aportar, desde su lugar, un espacio cultural que aglutine y consolide el espíritu del barrio en el que “nunca te sentís solo”. Un recorrido por los pasillos del Barrio Maldonado. El lugar que lo vio crecer y que eligió para quedarse.

Leer

Roma, una visita obligada

En el corazón de Italia, donde el pasado y el presente se entrelazan de manera armoniosa, se encuentra la eterna ciudad de Roma. Con más

Leer