La guerra errante

Se enoja y las nubes negras encapotan el cielo gélido, extremadamente denso, que atemoriza hasta el más valiente del batallón. No hay aire que respirar, ni resquicio donde descansar el cuerpo cuando la humareda viscosa y grasienta se acerca a

Leer más »

Avioncito verde

La lluvia caía incansablemente sobre la ciudad, y el pulso rítmico de las gotas sobre la ventana no dejaban de retumbarle en los oídos. Ella, con su camisa ancha y sin zapatos, decidió salir de la cama, con la convicción

Leer más »